Las mediciones se efectúan con el maniquí antropomórfico especifico (SAM), diseñado en fibra de vidrio, que contienen líquidos especiales que simulan las características eléctricas básicas del tejido humano (permitividad y conductividad)